Reseña | Nunca digas siempre


Autor(a): Jennifer L. Armentrout
Titulo original: The problem with forever
Páginas: 544 pgs.
Fecha de publicación: 20 de marzo 2017
Editorial: Puck ediciones
Género: Novela juveni contemporanea.
ISBN: 9788496886629  

Ella aprendió que el silencio era su mejor arma. Él juró que siempre la protegería. Ambos comparten un terrible pasado, que los llevó a forjar un vínculo indestructible. O eso creían ellos. Porque sus caminos se separaron abruptamente hace cuatro años. Mallory y Rider llevan todo ese tiempo tratando de superar las terribles experiencias vividas en un hogar de acogida. Intentando construir un futuro. Tratando de olvidar. Pero ahora, justo cuando creían estar dejando el pasado atrás, Mallory y Rider acaban de reencontrarse en el instituto y descubren que el intenso vínculo de infancia sigue ahí… al igual que las heridas. Enfrentados a la fuerza de sus sentimientos, Mallory y Rider deben decidir si seguir aferrados a las mismas armas que les ayudaron en el pasado o arriesgarse a construir algo nuevo en un futuro incierto. Un relato luminoso sobre una joven valiente que lucha por expresar su verdad desde un refugio de silencio. Quédate a escuchar la voz de Mallory. No te arrepentirás.

Este el segundo libro que leo de Jennifer. L Armetrout. Desde que me enteré de la publicación del libro he estado emocionada por leerlo, la sinopsis resume muy bien la historia y te llama a leerlo, la portada me parece que tiene relación con lo que se plantó en el libro y desde el principio tuve la impresión de que iba a ser una lectura muy especial que me iba a llegar al corazón y no me equivoque, estoy feliz de por fin haberlo leído

Mallory y Rider son dos jóvenes que cuando eran niños vivían en una casa de prohijamiento donde la pareja que los acogió les correspondía tratarlos con amor y cariño, pero como no todo sucede como debería les toco soportar abusos de parte de ellos y un miedo constante a ser lastimados. Pero en vista de la situación Rider prometió siempre proteger a Mallory sin importar lo que pasara y siendo solo un niño soporto todos los golpes, enfados y maltratos impidiendo que ella fuera lastimada, Mallory siempre hizo lo que él pedía, que intrínsecamente consistía en permanecer en silencio para no ser notada por su padre de acogida. Pero un día las cosas cambiaron y tuvieron que separarse, sin saber si sus caminos se volverían a cruzar.

Ahora cuatro años después sin saber nada del otro, después de múltiples sesiones de terapia y un tiempo estudiando en casa, Mallory empieza a ir a un colegio en Baltimore, pero el miedo que tiene de hablar con las personas no le podrá las cosas para nada fáciles. En su primer día de clase se lleva una gran sorpresa cuando se encuentra otra vez con Rider ese niño, para nada niño, que siempre la salvaba y el sentimiento es mutuo cuando él se da cuenta de que la chica a su lado es su pequeña "Ratón" cuando pensaba que nunca la volvería a ver.

Imagen tomada de Instagram @nuri.books
Los dos están en un momento de conmoción y dudas acerca de la vida del otro, alivio y alegría los llenan. A partir de allí deberán soportar los recuerdos del pasado que surgen día a día y se manifiestan en su vida después de tanto tiempo, tendrán que descubrir que tan profundo son las secuelas que su pasado ha dejado en ellos y hacer lo posible por superarlos de una vez por todas.

La palabra equivalía a ruido, y el ruido se castigaba con miedo y con violencia

Inicialmente tengo que decir que es triste enterarse de casos de niños que, en vez de recibir amor de sus padres, les toca sufrir de este tipo de abusos. El maltrato infantil es un problema universal que a pesar de considerarse un delito no entiendo como hay personas que realizan estos actos a pequeños que no deberían pasar por esto, que cuando crezcan pueden llegar a tener repercusiones psicológicas, sociales y médicas, por eso me gusto que la autora se pusiera a investigar, que buscara consejos para mejorar el libro y no solo se sentara a escribir sin tener conocimientos del tema.

Leyendo e investigando me enteré de que es la primera vez que Jennifer escribe una novela de este tipo, porque ya ha tenido experiencia antes con novelas juveniles, pero nunca había escrito una contemporánea. Sin embargo, siendo su primera vez en este género me pareció que lo llevo bien, su historia fue muy linda y tierna, ella sin duda supo cómo causar sentimientos en los lectores y hacer que sintieran cada una de las emociones de los personajes, tuvo esa facilidad de enganchar al lector con sus personajes y sus historias, profundiza en las partes idóneas y hace que nosotros sintamos lo que ella quiere expresar.

La autora nos presenta a lo largo de la historia un crecimiento de los personajes, especialmente de Mallory una chica que toda su infancia ha sido obligada a callar su voz, para no ser lastimada, acto que como consecuencia le causa la imposibilidad de hablar con personas que no conoce, un miedo a los ruidos a su alrededor, a relacionarse con otros sin quedarse trabada, en otras palabras, ha perdido la fuerza para decir todo lo que siente. Eso ha causado también que su personalidad sea totalmente insegura con miedo a vivir la vida, poco a poco ella ira evolucionando de una manera asombrosa y ella misma se dará cuenta de lo mucho que está cambiado.

Me había olvidado de todo. Porque nada de eso importaba. Lo que importaba era otra cosa. Vivir la vida.

Rider desde niño se ha mostrado fuerte, es de esas personas que prefieren proteger a todos por encima de su bienestar propio, asegurarse de que los otros estén bien antes de preocuparse por el mismo. Este personaje por su forma de actuar en algún momento me hizo preguntarme ¿Y tú estás bien? Él no tuvo la misma suerte que tuvo la otra protagonista y a simple vista era como si nada le importara, como si su pasado no le afectara para nada, pero mientras el libro llegaba a su final me di cuenta que por más fuerte que se muestre la persona siempre tendrá su secuela de una situación como ésta, sin importar cuanto trate de esconderlo o los mucho que evite hablar del tema, él también tenía cosas que lo atormentaba acerca de su pasado y de la manera como la gente lo veía.

También nos encontramos con otros personajes que vendrían siendo secundarios, pero que lograron que los amara de igual manera que a los primarios. Tenemos a Carl y Rosa, la pareja de doctores que adoptaron y se han encargado de cuidar de Mallory durante los últimos cuatro años. Héctor y Jayden que son amigos muy cercanos de Ryder siempre han estado con el apoyándolo y tengo que confesar que de los dos Jayden fue el que más me gusto por su personalidad tan risueña y divertida, aunque me hubiera gustado saber más de Héctor. Ainsley es la mejor amiga de Mallory tiene una personalidad muy lanzada todo lo contrario a la protagonista, pero ha sido un muy buen soporte para ella. Finalmente, tenemos a la señora Luna, aunque no tiene muchas escenas en libro, los personajes nos cuentan que es una mujer muy tierna, humilde, trabajadora, abuela de Héctor y Jayden, y la madre de acogida de Ryder.

Los personajes me encantaron, todos por igual. El romance entre los dos protagonistas me embeleso, fue muy tierno la conexión que ellos dos tienen y pienso que los dos se complementan muy bien, aunque tengo que decir que desde el principio ya me esperaba que ellos estuvieran algo.  La manera como trato el para “siempre” que a veces a muchos nos dan miedo me gustó mucho, porque digamos que esa palabra estaba catalogada como algo que no era posible o que no duraría para una eternidad, pero con el tiempo descubrimos que está cargada de promesas y responsabilidades, pero también de oportunidades.

 El final, aunque fue abierto me pareció perfecto, llena de amor y esperanzas que me cautivaron totalmente hasta tal punto de no poder dejar de sonreír, pero tampoco me hubiera quejado si la autora hubiera hecho más epílogos contándonos más cosas sobre los personajes.

No lo sé. Supongo que me gusta por ahora, pero no para siempre. Podría haberle dicho que a mí ese «por ahora» me parecía suficiente. Que nadie sabía lo que le deparaba el futuro. Que el «para siempre» podían arrebatárnoslo de las manos en cualquier momento.

Nunca digas siempre es un libro sobre dos jóvenes con un pasado oscuro que después de años separados se reencuentran y van evolucionando poco a poco.  Una historia sobre la amistad, el amor y encontrar tu propia voz, recuerdos del pasado que surgen día a día y dejan secuelas en los personajes, un precioso relato llena de emociones que harán latir sus corazones. 

Puntuación

Sobre autor

Imagen relacionadaJennifer L. Armentrout es una escritora estadounidense. Vive en Virginia Occidental con su marido, oficial de policía, y sus perros.
Cuando no está trabajando duro en la escritura, pasa su tiempo leyendo, saliendo, viendo películas de zombis y haciendo como que escribe. 
Su sueño de convertirse en escritora empezó en clases de álgebra, durante las cuáles pasaba el tiempo escribiendo historias cortas, lo que explica sus pésimas notas en matemáticas. Jennifer escribe fantasía urbana y romántica para adultos y jóvenes. 

Publica también bajo el seudónimo de J. Lynn.



¿Qué les ha parecido la historia? ¿Lo habías leído?
Quiero escuchar sus opiniones,


Dayra J. L

“Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿Quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿Qué leerán? Y al fin, libros y personas se encuentran".

6 comentarios:

  1. Hola!!
    La autora me gusta mucho y el libro espero leerlo pronto.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! :D
    He visto varias veces el libro pero como no sabía muy bien de qué iba no estaba segura de si me gustaría, pero leyendo tu reseña me han entrado muchas ganas de leer el libro *-*
    ¡Muchas gracias por la reseña! :)

    ¡Nos leemos!
    Besos♥

    ResponderEliminar
  3. Ayy😍 Pero qué bonito pinta. Yo he leído muchos libros de la autora, y la mayoría (excepto Frigid) me ha gustado, así que quiero probar con este. Además, pinta que los temas que toca no son comunes en los libros juveniles.
    Saludos <3

    ResponderEliminar
  4. Hola linda, leyendo tu reseña me han dado ganas de leer este libro, tendré que agregarlo a los pendientes!
    Me pasaba para contarte que te he nominado a hacer el Book Tag Under 200, que esta dirigido a blogs de menos de 200 seguidores, para que nos apoyemos entre nosotros, espero puedas hacerlo!
    Saludos, nos leemos :)

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    HE leído varios libros de esta autora y me gusta mucho como escribe, asi creo que lo leeré luego n.n
    Llegué aquí desde el blog de Camila que te nomino al tag Under 200 :)
    Me ha gustado mucho tu blog, así que me quedo por acá! Espero te puedas pasar por el mío igual n.n
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Hace unos días le pedí este libro a la editorial Urano así que no debe tardarme en llegar a mis manos. Tenía muchas ganas de leerlo ya que se me hizo interesante, pero con tu reseña esas ganas han aumentado y me siento ansiosa por tenerlo ya. Me encantó tu reseña :D

    Acabo de seguir tu blog, muy lindo ;)

    ¡Saludos y buenas lecturas!
    Un beso enorme desde My own words (•̪◡•̪)♥

    ResponderEliminar

¡Comenta quiero escuchar tu opinión, siéntete libre de participar!
¡Prohibido cualquier tipo de spoiler! No hagas spam y comenta de acuerdo a la entrada. ¡Gracias!



Puntuación: ♥♥♥

Puntuación: ♥♥♥♥

Puntuación: ♥♥

Puntuación: ♥♥♥♥♥

Puntuación: ♥♥♥

Puntuación: ♥♥♥

Puntuación: ♥♥♥♥

Puntuación: ♥♥

Puntuación: ♥♥♥♥

Puntuación: ♥♥♥♥